Nuestra Fábrica de Mermeladas Artesanas se une al consumo de energía verde

LoRUSSo Mermeladas Artesanas así como toda nuestra gama de productos gourmet premium son producidos y elaborados mediante el empleo de fuentes de energía limpia y renovables.

¿Nos permitís entonces, deciros una cosa? “Es realmente dulce saber, que la energía del sol que dió lugar a la maduración de las frutas en los árboles, sea la misma que al final los transforma en deliciosas mermeladas en nuestra fábrica artesanal de producción Slow made Lorusso Food”.

Desde nuestro inicio, hemos sido conscientes de la importancia de utilizar fuentes de energía no contaminantes, ya que el modelo energético actual basado en combustibles fósiles es insostenible. Por lo que, gran parte de la electricidad utilizada en nuestra fábrica artesanal proviene del sol. Para ello, en el techo de nuestra pequeña fábrica artesanal tenemos instalados 27 paneles solares, gracias a los cuales contribuimos a cuidar un poquito más, si cabe, el medio ambiente.

Fábrica de mermeladas artesanas LoRUSSo

Por otra parte, a principo del presente año, nos hemos adherido a SOM ENERGÍA, cooperativa de consumo de energía verde sin ánimo de lucro, comprometida a impulsar un cambio del módelo energético actual para conseguir un modelo 100% renovable.

En Som Energía se produce y comercializa energía de fuentes 100% renovables.

A diferecia de los combustibles fósiles y nucleares (fuentes de energía altamente contaminantes y obsoletas en tiempos actuales), las fuentes renovables como el sol, el viento, el mar y calor de la Tierra son fiuentes inconmensurables, ilimitadas e inagotables, así como limpias y seguras. Su utilización, además, no afecta a los recursos naturales de las generaciones futuras ni venideras.

La energía limpia, siempre a diferencia de otras fuentes de energía no libera en la atmósfera sustancias nocivas o que alteren el clima, como sucede por ejemplo con el dióxodo de carbono.

A ritmo actual de consumo mundial, las reservas de petróleo se agotarán rápidamente. Por lo contrario, una fuente de energía renovable, como es la energía limpia del sol, la energía solar, permite disfrutar cada día del mismo flujo de energía que viene de la Tierra independientemente del número de paneles solares que capten los rayos del sol.

Las ventajas de la energía derivada de fuentes ilimitadas como sol, viento y agua son innumerables: no sólo del punto de vista medioambiental y desde el punto de vista económico, sino también y sobre todo del punto de vista de la salud.

Las sustancias contaminantes derivadas del empleo de combustibles fósiles como el petróleo, el carbón y el gas natural son perjudiciales para nuestra salud, ya que se cree firmemente que aumentan las probabilidades de contraer enfermedades pulmonares, cardíacas, oncológicas y, también, neurológicas, afectando negativamente a la salud de las personas y demás seres vivos.

Energías renovables LoRUSSo

Por estas razones y/o motivos LORUSSO se une al consumo de energías 100% renovables. Tenemos, efectivamente, la gran fortuna de vivir y trabajar en una área limpia, no contaminada, situada al sur de España, concretamente en la provincia de Almería, la región de toda Europa con mayor número de horas y días de sol al año, donde las condiciones para la produción y canalización de la energía solar son absolutamente óptimas e ideales.

La mayoría de la energía que empleamos en el proceso de fabricación y/o elaboración de nuestros productos proviene de fuentes limpias y renovables, de lo cuál nos mostramos ampliamente satisfechos, al igual que afortunados, de poder emplearla a tales fines.

El mundo está dividido entre gente que piensa que la Tierra le pertenece al hombre, y gente que piensa que es el hombre quien pertenece a la Tierra. Pero en una cosa tenemos que estar de acuerdo todos: la Tierra nos ha sido dada en préstamo y para generaciones futuras (nuestros hijos y nuestros nietos), nuestro deber y obligación es devolverla en las mejores condiciones posibles.

Desde LoRUSSo, uno de nuestros objetivos es un futuro “100% renovable” lo que no es una inalcanzable utopía, sino una grandísima oportunidad y una respuesta llena de esperanza a los problemas derivados del cambio climático, de las guerras por el petróleo y de la crisis económica.